MUCHO CUIDADO

Ten mucho cuidado con tus pensamientos,
porque ellos se transforman en palabras.

Ten mucho cuidado con tus palabras,
porque ellas se transforman en acciones.

Ten mucho cuidado con tus acciones,
porque ellas se transforman en hábitos.

Ten mucho cuidado con tus hábitos,
porque ellos moldean tu carácter.

Y ten mucho cuidado con tu carácter,
porque de él dependerá tu destino.

«En la vida, nada sucede porque sí. Lo que haces hoy, mañana puede hacer la diferencia en tu vida»,

Previous Post

Religión y Espiritualidad

Next Post

Reflexiones del genial Charles Chaplin